cabecera-coaching-nutricional-vitoria-gasteiz-nutricion-vitoria

Qué es el Coaching Nutricional

El coaching nutricional es un proceso a través del cual la persona identifica y vence sus obstáculos. Con él, crea el entorno adecuado y adopta la actitud y la determinación necesarias para conseguir el cambio en su alimentación. Y gracias a él logrará a su vez mejorar otros aspectos de su persona y de su estilo vida.

El coaching nutricional pone en el centro del tratamiento al paciente, consiguiendo que se haga protagonista y responsable de su propio proceso de recuperación o prevención. Ayuda a fomentar su autogestión. Y es que el concepto de autogestión incide en la responsabilidad que tiene el paciente de su propio cuidado. No basta disponer de unas buenas recomendaciones, hay que llevarlas a la práctica. El profesional es experto en salud y el paciente es experto en su propia vida. Por lo que conjuntamente se forma el tándem perfecto para trazar el plan que lleve al paciente a conseguir los resultados deseados.

Cada paciente es visto como el experto en su propia vida, y puede desarrollar los recursos internos necesarios para dirigir el cambio deseado.

Coaching nutricional nutrición vitoria

Nadie puede convencer a otro de que cambie
Cada uno de nosotros custodia una puerta del cambio que solo puede abrirse desde dentro

coaching-nutricional-vitoria-gasteiz-nutricion-vitoria-nutricionista

Para qué sirve

Los cambios de conducta hacia un estilo de vida más saludable requieren una transformación por tu parte, y no se darán si el paciente no quiere, por más información que se le proporcione. Esta transformación solo ocurrirá cuando el paciente entienda lo que significa estar sano sano y feliz consigo mismo y de cómo se relacionen sus hábitos de vida con sus valores, sus creencias y motivaciones.

El coaching nutricional consigue buenos resultados porque actúa en varios niveles:

  • Venciendo la resistencia del paciente al cambio
  • Favoreciendo la toma de conciencia de los hábitos del paciente
  • Planificando acciones que llevar acabo para conseguir los objetivos que se proponga el paciente
  • Resolviendo los posibles obstáculos que puedan surgir durante el camino del tratamiento
  • Dando apoyo emocional al paciente durante todo el proceso

Gracias al coaching el nutricionista consigue que el paciente afronte el proceso con una actitud proactiva, responsabilizándose en todo momento de las acciones que lleva a cabo. Como nutricionista se debe ayudar a la persona a conseguir la actitud, la paciencia y la confianza en sí misma para mantenerse en el camino correcto y conseguir los objetivos pactados, es decir, además del asesoramiento nutricional se requiere un trabajo a nivel psicológico y emocional.